ABOGADO • REGISTRO DE LA PROPIEDAD
Oficinas en Zaragoza, Huesca y Calamocha
Concierte su cita 978 73 22 22 652 32 32 36

Blog

Liquidación del Impuesto sobre Sucesiones por extinción de usufructo constituido por Herencia.

Liquidación del Impuesto sobre Sucesiones por extinción de usufructo constituido por Herencia.

Cuando se produce el fallecimiento de uno de los cónyuges, ya tenga el fallecido vecindad civíl común o vecindad civíl de un territorio foral, se constituye el usufructo a favor del viudo/a sobre una parte o sobre la totalidad del patrimonio hereditario del causante (fallecido).

En derecho civíl común el usufructo de viudedad se constituye sobre unos bienes u otros dependiendo de quienes concurran en la sucesión (quienes son los herederos):
– Si heredan descendientes del fallecido, al viudo/a se le atribuye el usufructo sobre 1/3 de los bienes de la herencia.
– Si no existen descendientes y heredan los ascendientes, al viudo/a le corresponde el usufructo sobre una mitad de los bienes de la herencia.
– En ausencia de ambos (descendientes y ascendientes) el viudo/a adquiere el usufructo sobre los 2/3 de los bienes del patrimonio hereditario.

En derecho foral aragonés, independientemente de quienes concurran a la sucesión (descendientes, ascendientes u otros) a la viuda le corresponde el usufructo sobre la totalidad de los bienes del patrimonio hereditario.

¿Cómo se valora el derecho de usufructo?

Para calcular el valor del usufructo se utiliza la regla contenida en el art. 26 de la Ley del Impuesto sobre Sucesiones, Ley 29/1987 de 18 de diciembre. Se le atribuye al viudo/a un porcentaje que se aplica sobre los bienes de la herencia. El porcentaje se calcula conforme al art. 26, atendiendo a la edad del usufructuario en el momento del fallecimiento del causante (conforme a la fórmula: 89-edad del usufructuario). El usufructo será de un 10%, como límite mínimo, que se incrementa en un 1% más por cada año que el usufructuario sea menor de 79 años, sin que en ningún caso pueda ser superior, el porcentaje obtenido, al 70%.

¿Cómo autoliquidamos la constitución del usufructo y su extinción?

Al fallecer una persona en estado de casado, sus herederos adquieren los bienes del patrimonio hereditario en nuda propiedad y la viuda en usufructo. La base imponible del Impuesto sobre Sucesiones, para los herederos, viene constituída por el valor de la nuda propiedad a la que, para determinar la cuota tributaria, se le aplica el tipo medio correspondiente al valor de su porción hereditaria en pleno dominio.

Cuando fallece el usufructuario habrá que liquidar el usufructo, que se extingue por fallecimiento de éste ( los herederos que en su día adquirieron la nuda propiedad, ahora serán titulares del pleno dominio al fallecer el usufructuario: consolidación del dominio).

Para cumplir con el Impuesto sobre Sucesiones cuando se extingue el usufructo habrá que tener en cuenta el valor de los bienes en el momento de la constitución del usufructo, el tipo medio aplicable y las reducciones existentes en la fecha de la constitución.

Si en el momento de la constitución no se aplicaron la totalidad de las reducciones, la cantidad restante se aplicará en el momento de la liquidación de la extinción del usufructo.

Pondremos un supuesto práctico para comprender mejor lo expuesto:

El 14 de enero de 2005 fallece D. Eduardo en estado de casado con Dª. Paula (nacida el 25 de julio de 1.920), existiendo dos hijos del matrimonio: Pablo y Juan, ambos mayores de 21 años. D. Eduardo, de vecindad civíl aragonesa, falleció intestado sucediéndole sus 2 hijos por ley, sin perjuicio del usufructo de viudedad que le corresponde a su viuda (sobre la totalidad de los bienes de la herencia).

Dª. Paula fallece el 10 de julio de 2.014 por lo que en ese momento se produce la consolidación del dominio en los nudo propietarios.

Al fallecimiento de D. Eduardo el valor de los bienes que integraban su patrimonio hereditario asciende a 100.000 €.

Los herederos asumieron gastos de defunción por valor de 2.000 €, cuya deducción solicitan.

Valoración del usufructo: Atendiendo al art. 26 de la Ley del Impuesto sobre Sucesiones a Dª. Paula le corresponde un 10% sobre los bienes de la herencia en concepto de usufructo:

89 – 84 (edad de Dª. Paula a 14/01/2005)= 5%

No obstante el art. 26 establece que el porcentaje nunca será inferior al 10%, por tanto en éste caso se aplica el límite mínimo establecido. Se valora, por tanto, el usufructo de viudedad en 10.000 € (10% del valor del patrimonio hereditario).

Veremos cuales fueron las bases imponibles en la constitución del usufructo para ver el tipo medio aplicable y si quedaron reducciones por aplicar:

Valor del usufructo: 10.000 € (10% X 100.000)
Valor de cada porción hereditaria individual: 45.000 € (100.000-10.000=90.000/2 herederos=45.000)

Al fallecimiento de D. Eduardo sólo era aplicable a sus herederos y cónyuge la reducción de 15.956,87 € por parentesco (no existían seguros de vida y la vivienda habitual era un bien privativo de su esposa).

En la constitución del usufructo ambos herederos tributaron sobre el valor de los bienes atribuídos en nuda propiedad al tipo medio efectivo aplicable.

Calculo del tipo medio aplicable:

Valor de la masa hereditaria= 100.000 €
Ajuar (3%)= 3.000 €
Gastos deducibles= 2.000 €
Base imponible=100.000+3.000-2.000=101.000 €
Porción hereditaria en pleno dominio=101.000,00/2=50.500 €
Reducción aplicable=15.956,87 €
Base liquidable=50.500-15.956,87=34.543,13 €
Cuota tributaria=3.137,88 €
Tipo medio=(3.137,86/34.543,13)=9,0839%

En la constitución del usufructo los herederos ingresaron una cuota tributaria de 2.679,14 €.

Base imponible=101.000 €
Porción hereditaria en nuda=101.000 x 45%=45.450 €
Reducción aplicable=15.956,87 €
Base liquidable=29.493,13 €
Tipo medio=9,0839%
Cuota tributaria=29.493,13 x 9,0839%=2.679,14 €

A la extinción del usufructo cada heredero deberá tributar por el valor del usufructo que le corresponda al tipo medio efectivo (9,0839%).

Base imponible=101.000 €
Usufructo por heredero (5%)=5.050 €
Reducción aplicable=0,00
Base liquidable=5.050 €
Tipo medio=9,0839%
Cuota tributaria=5.050 x 9,0839%=458,74 €

En la constitución los herederos aplicaron la totalidad de las reducciones aplicables por lo que en la extinción no quedará reducción por aplicar.