ABOGADO • REGISTRO DE LA PROPIEDAD
Oficinas en Zaragoza, Huesca y Calamocha
Concierte su cita 978 73 22 22 652 32 32 36

Blog

La vecindad civil

La vecindad civil

Antes de definir de forma particular el concepto de vecindad civil es importante diferenciarlo del concepto de vecindad administrativa. El contar con una vecindad civil u otra conlleva consecuencias jurídicas importantes.

La vecindad administrativa

Una persona tiene la vecindad administrativa de un municipio (y de la Comunidad Autónoma al que éste pertenece) por estar adscrito al padrón de ese municipio (empadronado). El empadronamiento o vecindad administrativa permite gozar de derechos políticos en ese territorio concreto ( la persona con vecindad administrativa en un municipio puede votar en las elecciones municipales y en las elecciones de la Comunidad Autónoma a la que ese municipio pertenece).

La vecindad civil

La vecindad civil determina nuestra ley personal, es decir, la legislación que nos es aplicable. En España existen Comunidades Autónomas o territorios que tienen normativa propia (derecho foral) de modo que a las personas que tienen vecindad civil en esas Comunidades Autónomas (en adelante CCAA), se les aplica ésta normativa propia.

Diferenciamos en España, por tanto, entre Comunidades Autónomas o territorios con derecho foral y Comunidades Autónomas de derecho común (por no tener especialidad normativa, a sus vecinos se les aplica el Código Civil y la legislación general). Tienen derecho foral propio las Comunidades Autónomas de Aragón, Baleares, Cataluña, Galicia, Navarra y País Vasco.

¿Cómo se adquiere la vecindad civil?

El art. 14 del Código Civil establece las diferentes formas de adquirir la vecindad civil de un determinado territorio. Se pueden resumir en las siguientes:

1) El lugar de nacimiento: Una persona tiene la vecindad civil del lugar de su nacimiento. En caso de duda sobre la vecindad se determina por éste criterio.

2) La filiación o adopción: Se tiene la vecindad civil de los padres (si tienen la misma). Si éstos tienen vecindades civiles distintas pueden, de mutuo acuerdo o aquel que tenga la patria potestad, atribuirle la suya o la de su cónyuge siempre dentro de los 6 meses desde el nacimiento o adopción.

3) Residencia habitual. Se tiene la vecindad civil del territorio donde se haya residido los últimos 10 años (se adquiere de forma automática). No obstante una persona que haya residido 2 años en un territorio puede solicitar en el Registro Civil la adquisición de la vecindad civil del territorio de residencia.

4) Por opción. Tras la emancipación o tras alcanzar la edad de 14 años, durante 2 años, se puede optar por una vecindad civil u otra.

Tras el matrimonio y durante la vigencia de éste se puede optar por la vecindad civil del cónyuge.

5) Por recuperación de la nacionalidad. El que recupera la nacionalidad española puede optar por la última vecindad que tuviera antes de la pérdida.

El contar con una vecindad civil u otra conlleva consecuencias jurídicas importantes, como es la aplicación de una normativa distinta en la sucesión (límites de la legítima, etc…) ó en el régimen económico-matrimonial.

En otro momento desarrollaremos las diferencias que se plantean al aplicar un derecho sucesorio u otro por el hecho de que el fallecido tenga una u otra vecindad civil y que ayudarán a comprender la importancia de éste concepto.